Mi lista de blogs

miércoles, 11 de septiembre de 2013

MUSAS DEL TERROR: Karen Black




Una scream queen estrábica y versátil


La norteamericana Karen Blanche Ziegler nació el 1 de julio de 1939 en Park Ridge (Illinois, EE.UU.) y falleció éste pasado verano, el día 8 de agosto de 2013 en Santa Monica (California, EE.UU.).

Se mudó siendo muy joven a Nueva York con la intención de triunfar como actriz y durante la década de los 60 consiguió varios papeles en películas más o menos importantes. Sin embargo, su primer gran éxito llegó en 1974 con el thriller de suspense aéreo "Aeropuerto 75", todo un hito del cine de catástrofes setentero. En 1976 tuvo el honor de ser una de las protagonistas de "La trama", la última película que dirigió el prestigioso Alfred Hitchcock antes de fallecer. Y fue en ésta misma década cuando su carrera despegó y empezó a estar asociada al género de terror gracias a varios títulos en los que demostró su versatilidad frente a las cámaras y unos potentes pulmones para gritar de horror. Aunque la carrera cinematográfica de Karen es muy extensa y variada, ya que la actriz trabajó durante décadas y en géneros muy diversos con notable éxito; voy a hacer un repaso a sus incursiones más memorables dentro del cine de terror. 




DÉCADA DE LOS 70

Debutó en el género protagonizando "El rastro" en 1973, pero el título pasó desapercibido y fue gracias a "Trilogía del terror" (1975) que ésta actriz de belleza nada convencional se puso en el punto de mira de los terrorfilios. En ella interpretaba tres papeles diferentes en tres historias independientes en las que Karen sufría y hacía sufrir debido a su capacidad para adoptar diferentes personajes con naturalidad. La película es a día de hoy un título de culto para los amantes de las rarezas setenteras. Al año siguiente, en 1976, co-protagonizó junto a Oliver Reed "Pesadilla diabólica"; una escalofriante muestra del subgénero de casas encantadas. En 1979, aprovechando el éxito de Joe Dante "Piraña", Karen apareció en una variante de la misma llamada "Pirañas asesinas"; un subproducto de aventuras y terror con peces asesinos.






DÉCADA DE LOS 80

 Con la llegada de ésta gloriosa década tan rica en cine de terror, Karen continuó ofreciéndonos "su amistad" a los fans del cine de miedo a través de su incursión en varias películas. Participó en 1985 en "Cut and run" (http://ochenteromoderno.blogspot.com.es/2013/07/cut-and-run-inferno-in-diretta-1985.html) interpretando un papel secundario. Ese mismo año fue una de las protagonistas de "The blue man", una mezcla de terror y ciencia ficción con asesinatos y viajes astrales de por medio. En 1986 el director Tobe Hooper (La matanza de Texas, Poltergeist) la aterrorizó a través de unos extraterrestres en "Invasores de Marte"; un pequeño clásico de terror alienígena típicamente ochentero. Al año siguiente fue la estrella principal de la tercera parte de "Estoy vivo", llamada "La isla de los vivos" y en la que volvía a demostrar lo bien que se le daba pasar miedo en pantalla. En 1988 apareció haciendo uno de los personajes protagonistas de "El asesino de la máscara", uno de los últimos slashers de la década y ésta vez con un psicópata con máscara de payaso.







Tras casi veinte años de éxitos y habiéndose convertido ya en un referente imprescindible para los fans del terror, la carrera de Karen a inicios de la década de los 90 comenzó a estar más enfocada a las películas directas a videoclub y los telefilms. No abandonó el terror, pues hizo apariciones más o menos importantes en títulos como la saga de ciencia ficción "Roller Blade", la película "Espejo, espejo" (1990), el título vampírico "Children of the night" (1991) o en "Los chicos del maíz 4: la reunión" (1996). A pesar de que la calidad de sus películas había bajado notablemente, la actriz continuó trabajando muy a menudo y paseándose por títulos que variaban desde lo medianamente decente hasta lo verdaderamente infumable. Fue en el año 2003 cuando pudimos ver a Karen por última vez en gran pantalla y en una película digna de su presencia. Rob Zombie la rescató del inframundo de los videoclubs para su debut en "La casa de los 1.000 cadáveres", en la que Karen interpretaba a la perversa, sádica y ninfómana Mamá Firefly; uno de sus personajes más recordados para los fans del terror. Gracias a su atípico físico (boca enorme y labios carnosos, mirada bizca) pero a su innegable atractivo; Karen encaró todo tipo de roles y nos brindó personajes muy diferentes demostrando ser una actriz tan creíble haciendo de víctima o de villana. A lo largo de un buen puñado de títulos de género de terror se confirmó como una de las Scream Queens más importantes y aunque se nos haya ido para siempre los fans no la olvidaremos. D.E.P. Karen Black (1939-2013)









No hay comentarios:

Publicar un comentario