Mi lista de blogs

lunes, 25 de noviembre de 2013

SLUGS, MUERTE VISCOSA (Slugs, 1988)



El repugnante ataque de las babosas asesinas

 

Quizás a muchos no os diga nada el nombre de Juan Piquer Simón, pero los más avispados en terror y que tengan conocimiento sobre el cine de género ochentero y sobre el terror patrio sabrán de sobra que éste director valenciano es uno de los mejores exponentes del fantástico de serie B español. Comenzó a finales de los 70 adaptando novelas de Julio Verne, continuó con el sangriento slasher "Mil gritos tiene la noche" y en 1988 se pasó a las monster movies gracias al título del que voy a hablaros hoy "Slugs: muerte viscosa"; una película que es puro homenaje a la ciencia ficción con animales que tan de moda estuvo en la década de los 50.

La historia trasncurre en un pintoresco pueblo típicamente norteamericano; la típica localidad en la que la mayoría se conoce aunque solo sea de vista y donde la gente vive tranquila y despreocupada. Sin embargo, una legión de gordas y negras babosas mutantes comienza a salir de las alcantarillas sembrando el terror en la ciudad. Éstos seres carnívoros se han convertido en una peligrosa especie que va matando a los habitantes del pueblo y un inspector de Sanidad será el único que se de cuenta de lo que se avecina; por lo que tendrá que salvar a sus vecinos antes de que todos acaben siendo comida para babosas. ¡Puaj que asco! Primeramente avisar a los sensibles y aprensivos de que ésta es una peli un tanto desagradable de ver ya que las babosas son bichos bastante asquerositos y aquí aparecen muchas y a menudo. En "Slugs: muerte viscosa" ellas son las principales protagonistas y los humanos personajes secundarios que sirven de carnaza para sus correrías.

Bien, centrémonos en la película. Como es costumbre en el cine de Piquer Simón, "Slugs" es una co-producción entre España y EE.UU; que se rodó casi en su totalidad en el pueblo de Lyons (estado de Nueva York) y que cuenta con un reparto mayoritariamente americano. Sin embargo, podemos ver entre los personajes rostros conocidos del cine y la Tv española como son Emilio Linder (quien tiene una escena asquerosa e inolvidable) y a una desubicada Concha Cuetos (la Lourditas Cano de "Farmacia de guardia"). La peli, tal y como mencioné al comienzo de la reseña, está claramente influenciada por las monster movies típicas de los años 50, en la que tarántulas gigantes, hormigas mutadas químicamente o abejas asesinas provocaban el horror entre los protagonistas. Y en esta ocasión un bicho aparentemente tan inofensivo como las babosas, algo que puede dar asco pero que todos sabemos que no tienen ni un mínimo de peligro, son las causantes de unas sangrientas muertes. Porque otra cosa no será, pero la película sangre y casqueria tiene en buenas dosis y es mejor no verla recién comido. "Slugs: muerte viscosa" es un film menor, una producción de serie B cuya finalidad principal es entretener; ni más ni menos. Si estuviera hecha hoy en día pertenecería a esas películas de segunda que ponen en la sobremesa con invasiones de animales o bichos; telefilmes de terror hablando claramente. Sólo que se trata de un titulo rodado hace 25 años y desprende un aroma mágico y típicamente ochentero que le da un encanto especial. En verdad no es una película a la que uno pueda criticar duramente pero tampoco hay lugar para excederse con los elogios. Resulta tremendamente entretenida, tiene una correcta puesta en escena, unos efectos especiales medianamente buenos teniendo en cuenta la época y el presupuesto, hay considerables dosis de gore, un ritmo dinámico y algunas escenas emocionantes y verdaderamente asquerosas. Todo ello aderezado con ese aura de cine de los 80 que la hace ocupar un sitio especial entre los fans de la época.

Pero también es una película en la que las actuaciones son normales y en absoluto destacables, en la que vemos como la mayoria de personajes (Excepto Mike Brady, el héroe de la función) están bastante desdibujados y mal desarrollados; tiene algunos diálogos un tanto absurdos y sonrojantes y cumple con todos los clichés del cine de terror; resultando tremendamente tópica y ausente de sorpresas. Aunque bien es cierto que "Mas vale lo malo conocido... que lo bueno por conocer".

Es una película técnicamente correcta, no espectacular ni mucho menos; en la que no hay un gran espectáculo de pirotecnia pero sí una hora y media de entretenimiento, muchas guarradas, babosas provocando el caos y resulta una propuesta bastante digna de ver. Además, el hecho de que sea de un director patrio que rehúye del cine mortalmente aburrido y pretencioso que se hace en España en pro de una producción divertida y llena de gore hace que me sienta orgulloso. ¡Ojalá tuviéramos en este país más talentos como el del ya fallecido Piquer Simón! Gente como él eran la esperanza del género, de los pocos que se desmarcaba de los somnolientos proyectos que aquí se ruedan y apostaba por un cine palomitero, enfocado a verdaderos fans del terror y que únicamente buscaba entretener y distraer a los espectadores. "Slugs" no es una maravilla pero cumple su cometido con creces y como fan del terror ochentero he disfrutado mucho con esta joyita. Recomendable para los que les guste el cine de bichos y la ciencia ficción de andar por casa.

NOTA: 7/10










 

No hay comentarios:

Publicar un comentario